Redes Sociales
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube

Lavado de mantas y prendas de lana

Lavado de mantas y prendas de lana

Lavado de mantas y prendas de lana

La pregunta que suele ser habitual cada año llegado cierto momento de la primavera es la siguiente, ¿Cómo lavar mantas de lana? Esta cuestión es todo un clásico dentro del mundo de los fabricantes y vendedores de productos de lana ya que con total asiduidad solemos encontrarnos ante ella, por lo que la respuesta al lavado de mantas y prendas de lana es de sobra conocida y está más que trillada.

Lo primero que hay que decir es que no es necesario lavarlas todos los años y que se deben tratar como cualquier producto de lana delicada. Un año sí y uno no será más que suficiente.  El año que no se laven bastará con tenderlas al aire libre procurando que no les de el sol directamente (El sol puede provocar ligeros cambios en las tonalidades del color.)

Si no queremos complicarnos la vida siempre la podemos bajar al tinte, para un lavado en seco. Otra opción es llamar a mamá y preguntarle, ella también sabrá qué hacer. Sin embargo aquí vamos a explicar la mejor opción, el lavado tradicional y casero que asegure alargar la vida útil de nuestra manta.

Consejos para Lavar mantas de lana en 5 pasos sencillos:

  1. Sumergirla en agua y jabón neutro. Poner la manta o prenda en una bañera o recipiente lo suficientemente grande como para poder sumergirla al completo. La temperatura del agua deberá ser tibia e irá acompañada de un poco de jabón neutro o detergente muy pero que muy suave, un producto que no cree espumas a las primeras de cambio… Si la manta o prenda crea mucha espuma luego será difícil quitársela… No emplear suavizante y el amoniaco solamente si está muy sucia.
  2. Reposo. Se deja la manta un par de horas en reposo sumergida en el agua, para nada se debe frotar ni golpear con la idea equivocada de facilitar el lavado.
  3. Enjuagar. Transcurrido este par de horas, le vaciamos el agua y repetimos el proceso de sumergirla en agua para enjuagarla. Conviene decir que no se recomienda estrujar la manta para que desprenda el jabón neutro o detergente, ella por sí sola lo desprenderá debido a las propiedades físicas de la fibra de la lana.
  4. Dejar escurrir sin frotar. Quitamos el tapón y le vaciamos el agua definitivamente, poco a poco la manta se irá desprendiendo de forma natural del agua hasta quedar húmeda pero no empapada. Este paso es natural y tarda dos o tres horas. No es necesario cargar con una manta mojada y por lo tanto pesada hasta el tendedero, ella sola escurrirá el agua por sí misma si tenemos la paciencia o el tiempo necesario.
  5. Tender al aire libre pero sin sol. Tender la manta de manera que no reciba directamente el impacto del sol. La tarde-noche suelen ser las mejores horas para tender mantas de lana.

Recomendaciones para el mantenimiento de las mantas      

Para el mantenimiento hasta el otoño que viene el mejor truco es usar trocitos de madera de cedro, (a la venta en grandes superficies) que constituyen un excelente antipolilla natural. Doblando las mantas y añadiendo el cedro quedarán guardadas herméticamente los meses primaverales y estivales. Con esta serie de sencillos tips recomendaciones, sus mantas, jerseyses, ponchos y capas de lana se conservarán mucho mejor, les durarán más tiempo y se encontrarán en un estado óptimo cuando llegue el momento de rescatarlos del armario!

Si sigue estos pasos el lavado de mantas y prendas de lana no tendrá secretos para usted 😉

Lavado de mantas y prendas de lana

www.mantasdegrazalema.com

Más de 100 años fabricando mantas de lana

2 Comentarios
  • Isabel
    Posted at 19:24h, 12 Mayo Responder

    Muy buen artículo. Gracias por las recomendaciones.

  • Maria
    Posted at 08:22h, 17 Junio Responder

    Son unos tips muy fáciles pero que hay que saber! Gracias

Escriba un comentario