Redes Sociales
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube

Por qué la Lana abriga, da calor y es buen aislante?

Por qué la Lana abriga, da calor y es buen aislante?

Por qué la lana abriga, da calor y es buen aislante?

 

La lana da calor, abriga y es buen aislante debido a las propiedades químicas y físicas de esta fibra natural. Cuando sentimos frío estamos habituados a proteger nuestro cuerpo con ropa de invierno, pensamos que así evitamos que las bajas temperaturas entren en nuestro cuerpo, pero… ¿Realmente es eso lo que pasa cuando cogemos frío…? El cuerpo humano regula su propia temperatura, de manera que cuando hace calor empezamos a sudar para mantener la temperatura corporal de 36,5 ºC y que no suba más. Lo mismo pasa cuando hace frío, el cuerpo empieza a tiritar para activar el movimiento, entrar en calor y que la temperatura no descienda por debajo de esos 36,5ºC.

Es decir, las prendas de ropa de abrigo que nos ponemos en invierno sirven para evitar la pérdida de calor del cuerpo, de la misma manera que en verano nos bañamos en piscinas o nos duchamos con agua fría, haciendo que el cuerpo no se sobrecaliente. Este es un papel que la lana interpreta a la perfección gracias a sus propiedades.

Propiedades de la lana – Aislante Térmico

  • Aislante térmico. Esta propiedad se la da la estructura de la fibra, ondulada y rizada, de forma que estos rizos permiten la creación de una capa o cámara de aire entre fibras. Este aire circula en el interior sirviendo como regulador térmico. Estas características hacen que sirva tanto para evitar la pérdida de calor en situaciones de frío externo como para mantener temperaturas suaves cuando hace calor fuera.
  • Higroscopicidad. Hace referencia a la capacidad que tiene la lana para absorber o ceder humedad al medio en el que se encuentra. En condiciones húmedas, la propia humedad es absorbida por la lana, para después cederla en sitios secos.
  • Elasticidad. Las fibras de lana se estiran con facilidad, necesitando bastante esfuerzo para alcanzar la rotura. Es uno de los secretos para poder obtener hilos finos de lana suave.
  • Ignífuga. La lana no arde. Tarda bastante en arder y necesita una fuente de calor, fuego, muy poderosa para quemarse. Se acaba quemando pero no prende y la llama siempre tiende a disiparse. Acerca de esta propiedad puede leer otro artículo de este blog sobre cómo apagar un fuego con una manta.  
  • Fieltro. Podemos decir que es la capacidad de apelmazarse unas fibras con otras hasta conseguir un tejido compacto. Es el batanado con el que se consigue grosor y durabilidad en mantas y artículos de lana. Puede ver aquí un vídeo de un batán activo.
  • Hidrófoba. Repele el agua, siempre dentro de ciertos límites. La responsable es la Lanolina, una molécula hidrófoba que forma parte de la composición química de esta fibra. Debido a esta molécula las ovejas no se mojan! Se moja su lana pero no su piel 😉 Esta propiedad hace que una prenda de lana tenga cierta capacidad incluso para repeler manchas superficiales, así como facilidad para después limpiarlas.

 

Otras propiedades curiosas

Otras propiedades menos conocidas pero también curiosas son su capacidad bactericida, repele hasta cierto punto la presencia de bacterias, su composición química la hace biodegradable, renovable, cada año es esquila obteniendo un nuevo vellón de forma natural, sostenible y friendly, amigable.

Por qué la Lana Abriga, da Calor y es Aislante?

No Comments

Escriba un comentario