Redes Sociales
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube

Bufandas de lana Merino

Bufandas de lana Merino

Bufandas de lana merino

Sin duda una de las prendas o complementos que mejor nos pueden acompañar en un invierno duro son las bufandas de lana merino. Tanto es así que pasa a entrar en ese mundo tan rico y combinante como son los accesorios. Con la bufanda conjugamos cuello, boca, espalda, orejas, con el verbo tapar, abrigar.

La variedad en las bufandas ha sido tomada como tendencia en todas las revistas, catálogos, ventas online de moda, etc. Desde esa bufanda neohippy, con múltiples colores y rayas a las tricotadas por las abuelas, a las cortas escocesas para hombres, que van siempre con la sensación de llegar tarde al trabajo y se la anudan encima de la chaqueta. A esa otra bufanda de pura lana camel que es la bufanda estrella para regalar a un hombre siendo una apuesta segura. A esas otras bufandas para señoras de edad en tonos azul o gris marengo con los que van tan bien acabados.

Existe otro rango de bufandas para cuando cambias de hábitat durante el fin de semana. Son las bufandas de lambswool (lana de cordero de oveja merina, muy suave) en tonos azul francia, burdeos, cuadros grandes, arcillas, verde jardín y tal vez césped. Están también las bufandas más sofisticadas de cashmere o cachemir que por su suavidad, glamour y calidez se convierten en reinas para las vacaciones en la nieve. (Ahora hay variedad de ofertas en las estaciones de esquí; y mucha gente se apunta a la tendencia del esquí)

No podemos olvidar las bufandas para jóvenes que abarcan, éstos sí, toda la gama de colores desde rosas, rojas, rayas, añiles, turquesas, lilas incluso púrpuras, Todas estos tonos en bufandas tienen su hueco en el armario de los jóvenes. A estas coloridos se le añaden dimensiones y distintas formas de ponerlas.

Formas de ponerse una bufanda

Con un único nudo para las cortas quedan comodísimas para llevar en el traje de chaqueta. Las largas con doble vuelta que dan un toque cálido y funcional, con un doble lazo, tan visto en los últimos años, que terminará siendo un clásico en cuanto a estilo de colocarla. Como un gran foulard largo, para los no frioleros e incluso abierta sobre los hombros como un chal. Así de versátil es la bufanda. Si además ahora el deportista (tan mediático) famoso se coloca un nudo de alguna forma especial o con un algún color, se crea tendencia y aparecerá en los blogs de moda… terminando en los smartphones de todos los que están en lo más cool Pero esto es otra historia. Opinar de publicidad y marketing.

Tenemos que comentar también el acabado de la bufanda; es importante desde las que terminan con un pespunte en los extremos a los que llevan los hilos sueltos, o a las que llevan flecos, ya sean cortos o largos, anudados a mano o no, hasta las más divertidas que acaban con la fantasía de pompones o madroños colgando sobre hilos. Definitivamente; elegir una bufanda es pensar para qué momentos la queremos, para tema de trabajo, ocio, el tono que más nos va, el fleco, el acabado, la calidad de la materia prima, en este caso lo más recomendable es la lana, ya sea de merino o la más cara que es el cashmere.

Las bufandas de lana  merino son una super-tendencia en los largos inviernos que nos resultará hasta divertido saber elegirla. Después de leer esto, al ver una bufanda en un comercio puede divertirse un poco entrando y preguntando: materia prima? flecos? acabado? calidades? antes de preguntar el precio, o simplemente entrar porque se ha visto lo que se busca. Para ver y comprar bufandas haga clic aquí: http://www.mantasdegrazalema.com/es/bufandas-de-lana

Concha Coronel

bufandas-de-lana-merino

 

No Comments

Escriba un comentario